Diferencia entre RGB y CMYK: ¿cuál elegir para imprimir?

Diferencia entre RGB y CMYK: ¿cuál elegir para imprimir?

Seguro que revisas una y mil veces tus archivos antes de mandarlos a imprimir. Pero, si el resultado no es el que esperabas, ¿por qué puede ser? Te explicamos las diferencias entre los códigos de coloración RGB y CMYK para evitar sorpresas en la impresión de tus documentos. ¡Toma nota!

 

Código de color RGB

 

Se trata de un código de colores que se basa en los tres colores primarios, que son el rojo (red), el verde (green) y el azul (blue). Este sistema, que al igual que el CMYK se utiliza a nivel internacional, permite representar toda la gama cromática a través de la suma (en distintas proporciones) de sus tres básicos. Si se superponen todos el resultado que se obtiene el color blanco

 

Código de color CMYK

 

Si estás dudando entre usar el código de color CMYK o RGB para imprimir tus archivos, te recomendamos que te decantes por la cuatricromía. 

También conocido como cuatricromía, el modelo CMYK se basa en cuatro colores: el cian (cyan), magenta (magenta), amarillo (yellow) y negro (key). Este código de colores es muy utilizado en las imprentas (y aplicado en los procesos de preimpresión), pues a través de la combinación de estos cuatro colores se puede obtener cualquier color del espectro visible. 

 

diferencia-entre-rgb-y-cmyk

¿RGB o CMYK para imprimir?

 

A la hora de elegir entre el código RGB o CMYK para imprimir hay que tener en cuenta una serie de consideraciones previas. En primer lugar, debes saber que la pantalla del ordenador representa los colores en RGB, no en CMYK. Por tanto, si mandas un archivo en RGB a una impresora que trabaja con CMYK, los colores serán algo distintos de lo que veías en pantalla. 

En consecuencia, si vas a crear un archivo para que se vea a través de un dispositivo electrónico, puedes dejarlo en el código de los tres colores básicos. Pero si tu intención es imprimir un póster en calidad, por ejemplo, te aconsejamos que optes por el código CMYK. De esta manera no tendrás sorpresa alguna con el resultado. 

La mayor parte de los programas profesionales de creación gráfica (como Photoshop o Illustrator) te ofrecen la posibilidad de cambiar de un código RGB a CMYK con solo hacer un par de clics. De hecho, cuando lo apliques podrás ver el evidente cambio de tonalidades.

Como podrás comprobar, de un sistema de tricromía a otro de cuatricromía se ve una reducción significativa de la viveza del color. Por tanto, cuando ya estés en el sistema de cuatro colores, ajusta las tonalidades justo hasta donde lo necesites para evitar imprevistos.

 

Ahora que ya sabes entre RGB y CMYK, ¿vas a dejar que tus amigos se lleven desagradables sorpresas al imprimir? Comparte este artículo en tus redes sociales para que no confundan ambos códigos de color. 

0 comments

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: EDEN ARTES GRAFICAS S.L
Fin del tratamiento: El envío de comunicaciones sobre nuestras novedades, tanto informativas como comerciales o de cualquier otro tipo.
Legitimación: El consentimiento del usuario.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Contacto: eden@edenarte.es
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.